Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

Un negocio adulto para divertir a niños

En el mediano plazo piensan abrir otro local en otra zona de la ciudad de México.
Nacieron en enero de 2011, pero con poco tiempo en el mercado se posicionaron en el sur del Distrito Federal. Traviesos Inc. es una marca que logró posicionarse en el gusto del publico y aunque al principio no fue tan fácil, las estrategias comerciales le abrieron la oportunidad de competir contra 150 salones de fiestas infantiles.

Ricardo Mario López Morales es un abogado de profesión, quien inició el negocio con la idea de estabilidad emocional y económica.

En conjunto con su esposa decidió emprender una pequeña empresa familiar, la cual hasta hoy, le ha apostado ciegamente a los niños.

“Es un mercado muy noble que genera millones de sonrisas”, dijo.

Como empleados en una empresa multinacional, el horario laboral les absorbía mucho tiempo y con la llegada de sus dos hijos, pocas eran las oportunidades para convivir con ellos, por ello, decidieron independizarse para poner en marcha el proyecto de su vida, que les cambiaría radicalmente su rutina diaria.

Durante 4 meses, la familia se enfocó en identificar un giro que les permitiera pasar más tiempo juntos; en esa investigación, se plantearon varias opciones de negocio, pero finalmente eligieron el de un salón de fiestas infantiles, que hoy en día lleva el nombre de “Traviesos Inc”.

“Una gran ventaja es que ahora podemos disfrutar todas las etapas en la vida de nuestros hijos, el objetivo principal es verlos crecer”, aseguró López.

El proyecto cobra vida

En entrevista con EL UNIVERSAL, López Morales mencionó que antes de iniciarse en este giro, solo contaba con la noción que le había brindado asistir a varias de las fiestas infantiles dónde sus hijos eran los invitados.

Explicó que el negocio es muy noble y trae consigo varias ventajas, ya que el horario de servicio no tiene que ser nocturno y no se venden bebidas alcohólicas.

“En otros giros como los restaurantes tendrías que batallar con estos aspectos”, reiteró el empresario.

Como invitado en las reuniones, observó que en la mayoría de los salones de fiestas solo se limitaban a alquilar las instalaciones, sin enfatizar en los detalles que son importantes para el cliente, ya que la vida laboral de las personas en la actualidad no les permite estar al tanto de los detalles de un evento.

“Los anfitriones son para nosotros como un invitado más a la fiesta; la idea es que disfruten con sus hijos este momento tan importante”.

En voz del empresario, este aspecto ha sido bien recibido por sus clientes y es un plus del negocio.

Sin embargo, es aquí dónde López Morales detectó que podía ofrecer algo más, por ello, “hoy en día cuida hasta el último detalle para brindar un servicio de calidad a través del personal y los proveedores a todos sus posibles clientes”.

El empresario enfatizó que el éxito alcanzado se basa en un servicio integral para los consumidores.

“Les resolvemos a los clientes el tema de celebrar una fiesta como ellos lo visualizan. Hay paquetes para todos los presupuestos, desde los 12 mil pesos hasta los 15 mil pesos con un cupo para 75 personas, en los que se incluye: comida, animación, piñata, pastel, bolsas de dulces y recuerdos”, explicó López.

El dueño de este negocio reiteró, que según el presupuesto de cada familia, existirá una opción atractiva.

Explicó que los paquetes podrán ser muy económicos o caros, pero depende de las necesidades de cada familia. Sin embargo, advirtió que el precio se elevará según el número de sus invitados.

Estrategias comerciales

Fueron cinco meses los que tardó la empresa para buscar y equipar el local de 550 metros cuadrados que se ubicaba en la colonia del Valle, donde inició operaciones con 10 eventos en su primer mes de vida; en lo que va de 2012, realizan en promedio entre 30 o 40 fiestas al mes. Una vez puesto en marcha el proyecto se buscó la manera de posicionar la marca dentro de las casas de todos los niños que asisten como invitados al salón de fiestas, por eso, al concluir cada evento se obsequia un vaso de plástico de colores llamativos que trae impreso la imagen y los datos de la empresa.

Para los dueños de la empresa este negocio es muy noble, por ello, piensan en un mediano plazo expandir el giro e inagurar otro salón de fiestas con la misma temática en otra colonia dentro del Distrito Federal.

“Con más de 60 millones de niños en el país tenemos una amplia gama de posibilidades para posicionarnos en cualquier otro punto de la ciudad”, revelaron.

El empresario declaró que hasta el momento han llegado aproximadamente a más de 18 mil niños.

“Ver las sonrisas de los pequeños anfitriones es maravilloso, compartir con ellos un momento de ilusión en su vida es algo que nos va a marcar para siempre, finalizó López Morales. Para el empresario este negocio es como un hotel, aunque el lugar sea de cinco estrellas, si el servicio brindado no fue el esperado, tal vez nunca regreses, aunque tenga las instalaciones de primer nivel.

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/70332.html

RESPONDER