Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

Inglés para niños, un nicho a explotar

Froggin quiere exportar su marca a los mercados de Latinoamérica y EU

Sin temor al fracaso, un ingeniero industrial buscó nuevos horizontes en su estabilidad económica y profesional; en su aventura puso todas sus cartas sobre la mesa y le apostó a un segmento de mercado difícil de cautivar:los niños.

Junto con su esposa, Elisa María Torres, especializada en lengua inglesa, quien descubre su vocación en la docencia; Edgar Rodríguez Cerdán, emprende un negocio innovador con una metodología enfatizada en el aprendizaje del idioma inglés en niños de 3 a 14 años de edad.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Rodríguez Cerdán platica sobre como la empresa tomó forma hace 19 años.

Comenta que debido a la aceptación del público, hoy en día tienen el firme objetivo de posicionar la marca en Latinoamérica y en Estados Unidos.

Todo empezó en 1993, cuando su esposa empieza a impartir clases de inglés en las tardes como refuerzo a todos aquellos niños de la colonia que lo necesitaban y dentro de esa práctica, visualiza que la mejor forma de aprender el idioma es a través del juego, dijo el empresario.

“Identificamos las necesidades de los pequeños y creamos un método divertido para enseñar el idioma y así encontrarle un sentido positivo para que los niños dejaran de verlo como algo difícil de aprender”, reiteró Elisa María Torres.

Con los esfuerzos realizados por la pareja, se pone en operación la primera sucursal con 18 alumnos.

En enero del 2005 nace Froggin Learning Center, una franquicia 100% mexicana con orígenes en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, la cual a la fecha mantiene avante ocho sucursales en el país.

Froggin ha logrado posicionarse en el gusto de las familias mexicanas debido a que brinda una atención personalizada a cada uno de sus alumnos.

“Para nosotros lo más importe es formar niños con valores ya que son el futuro del país”, dijo Edgar Rodríguez.

Nadie se interesaba en niños

Con la primera sucursal en operación en Monterrey, Nuevo León, visualizan el potencial del negocio. “Es un producto que el mercado necesitaba”, dijo el empresario, quien argumentó que aunque muchas escuelas de inglés, ninguna se enfoque especialmente en los niños.

Con gran aceptación entre los regios, a ocho meses de inaugurada la primera escuela Froggin, los empresarios deciden rentar un local que se había desocupado a lado del establecimiento inicial.

“Con esta acción logramos doblar nuestra capacidad y en el año 2011 nos convertimos en franquicia, llegando finalmente a más pequeños en Hermosillo y Metepec”, dijo Rodríguez Cerdán.

“La segunda sucursal, marcó la pauta para dedicarle 100% de nuestro esfuerzo a la marca, teníamos en mente poder compartir con más emprendedores este sueño, ya que para nosotros es un negocio productivo que en el primer mes alcanzó el punto de equilibrio”, expuso.

En 2011 se ponen en operación dos sucursales más: en San Luis Potosí y otra más en Monterrey.

“En lo que va del 2012, continuamos posicionándonos como el método más efectivo para la enseñanza de inglés en los niños; en la actualidad tenemos inscritos en promedio mil 300 alumnos en las diferentes sucursales del país”, aseguró.

Internacionalización

Estos empresarios planean abrir dos sucursales más en Colima y Monterrey, para cerrar con 12 unidades en total, pero otro sueño es la internacionalización.

Froggin Learning Center llegará al mercado de América Latina con la idea de que los niños latinos radicados en el país no pierdan sus raíces y aprendan el español como segunda lengua.

“Queremos dejar nuestra huella en el público extranjero”, enfatizó.

Rodríguez añadió que cuentan con sucursales en Perú y Colombia, pero en el 2013 deberían llegar a los latinos en Estados Unidos, por lo que ya iniciaron los procedimientos para registrar su marca.

Adelantó que en agosto arrancarán operaciones con una primera escuela de idiomas en la ciudad de Austin, Texas, en donde se impartirán dos programas como matricula español e inglés. “Aprender un segundo idioma en la actualidad pasó de ser un deseo para convertirse en una eminente necesidad en las personas”.

Huella infantil

Según el empresario, aprender un segundo idioma a temprana edad traerá consigo los beneficios de la comunicación y enfrentarse a un mundo globalizado.

“Si practican el idioma antes de los 6 años se quedará grabado para mejorar su futuro y como beneficio adicional tendrán una pronunciación perfecta”, aseguró.

Rodríguez dice que al convertirse en la única franquicia mexicana de escuela de inglés dirigida a niños, son una buena opción para los emprendedores.

Froggin tiene un costo inicial accesible de 650 mil pesos en los que ya se incluye el mobiliario y materiales. Resaltó que las regalías que ofrece la franquicia son fijas 6 mil 300 pesos al mes, con ello, “nuestros franquiciatarios verán el fruto de su esfuerzo en 18 meses”, aseguró.

En septiembre implementará un curso especializado para madres de familia.

FUENTE:

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/70758.html

RESPONDER