Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

El cambio de giro, renovarse o quebrar

Enlace Comercial Azteca, de los cinturones a la miel de abeja.

Enlace Comercial Azteca, S.A. de C.V. es una pequeña empresa 100% mexicana a la que los pequeños negocios deben de voltear a ver, sobre todo si están en la disyuntiva de abandonar o seguir adelante.

Esta comercializadora inició en el año 2005, vendiendo bolsas y cinturones a Walmart. Rafael Orozco Jiménez, director general, recordó cómo tuvo que cambiar radicalmente de giro ante la disyuntiva de quebrar o renovarse.

“Ya le vendíamos a Walmart, pero paulatinamente entraron los productos chinos y nos sacaron completamente de mercado. 2005 fue un año que inició muy bien, pero se fue complicando por la competencia asiática hasta que tuvimos que tomar decisiones, ya en 2006”, recordó.

Cambiaron radicalmente de giro, el interés por los productos apícolas y por iniciativa de su director, Enlace Comercial Azteca comenzó a tejer una red con apicultores para elaborar sus productos.

Hoy elaboran y comercializan 37 productos y están presentes en 22 tiendas Superama de la Ciudad de México; todos sus productos están registrados y cuentan con el permiso de la Cofepris, lo cual hizo más fácil la entrada a Grupo Walmart.

Dentro de la gama de productos que se pueden encontrar en los estantes de las tiendas hay mieles de abeja en 5 variedades, polen, propóleo y jalea real. Distribuyen otros productos elaborados a partir de la miel.

“Con la miel de abeja y el néctar de agave elaboramos dulces y gomitas que combinamos con sabores y extractos naturales, haciendo posible que sean productos funcionales de la mejor calidad y sabor”, dijo Orozco.

Ofrecen galletas de avena sin azúcar, endulzadas con agave y malteadas enriquecidas con miel y jalea real.

Adicionalmente participan en el mercado del agave azul del cual se obtiene un néctar filtrado de las piñas que sirve como endulzante muy bueno para diabéticos, por ejemplo.

Ese néctar, explicó Orozco, es un endulzante 100% natural, con el que se puede sustituir el azúcar o cualquier edulcorante, tiene alto contenido en FOS (Fructooligosácaridos), componentes que ayudan al funcionamiento del sistema intestinal.

Además es un estimulante en el crecimiento de la flora intestinal (Prebiótico) disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos, aumenta la absorción del calcio y magnesio, útil para personas que padecen diabetes y personas sujetas a dietas.

Este néctar de agave azul presente en sus gomitas, cuenta con el mayor número de certificaciones en su ramo y es vendido mundialmente.

La admiración por la naturaleza, por los agaves y por las abejas llevaron a la creación de esta empresa que ahora beneficia a más de 50 personas entre empleados y productores.

“Nosotros ya habíamos acariciado la idea de hacer algo con miel de abeja porque conocíamos las cualidades que tiene y definitivamente buscamos la ocasión de encaminar nuestro esfuerzo por ahí”, dice Orozco.

La cadena viene desde los apicultores de Tlaxcala, Querétaro y Michoacán. Trabajan con ellos, unieron esfuerzos y cada quien, en su terreno, realiza su tarea y contribuyen a lograr un producto que sea de calidad.

El director general de esta comercializadora explicó a EL UNIVERSAL que antes de iniciar este negocio no sabía casi nada de apicultura y ahora cuida hasta el último detalle en la elaboración y producción.

“Cuidamos todo el proceso productivo, de principio a fin. En realidad nosotros no sabíamos mucho de apicultura y de las potencialidades de la miel de abeja; había leído algo en internet, fuimos conociendo más y luego los apicultores nos adentraron en este fascinante mundo”, aceptó.

El empresario animó a otros emprendedores a no claudicar.

“Vamos bien, pero queremos participar en más tiendas. El mercado en general y la situación económica sí nos han afectado, pero nuestro producto se ha desempeñado bien y yo creo que es por el precio”, subrayó.

“Es difícil, pero somos cuidadosos con lo que hacemos, nuestro desarrollo ha sido lento pero constante y de aquellos años en los que se nos vino el mundo encima, cuando los chinos casi nos sacaron, ahora nos reímos gracias a las abejas. Es una lección que da un aliciente”, concluyó.

http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/93849.html

RESPONDER