Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

Ahora ser exitoso, depende de ti

exitoso

¿Cómo percibes el éxito? 

¿Por qué la mayoría de las personas, en el momento que vislumbran el éxito, inventan pretextos y razones para fracasar? ¿Cuándo te decidirás a dar el paso definitivo hacia el éxito?

Como Coach de negocios, lo primero que te diré es que hoy es el día. Ha llego el momento de que te des cuenta de que la semilla del éxito yace dentro de ti y sólo tú tienes el poder de hacerla germinar y crecer.

Para esto es necesario asumir tu responsabilidad. Tú eres el único responsable de lo que te sucede en la vida. No le eches la culpa a tu mamá ni a tu papá, ni a la sociedad, ni al sistema económico, ni a tu círculo de amistades o a tus asociados del negocio.

Escúchame bien: la semilla del éxito y el poder para cosecharla residen en la máquina mas impresionante jamás creada: la mente humana. Ninguna computadora en la actualidad puede replicar la habilidad de la mente humana para definir objetivos y diseñar las estrategias para concretarlos.

Grábate esto: el éxito es una decisión que uno toma en la vida, como muchas otras, como el color del auto a la hora de comprar uno. En otras palabras, tu naturaleza es ser exitoso y lograr todo lo que deseas.

Me preguntarás entonces: ¿qué debo hacer? ¿Cuál es el secreto para despertar la semilla del éxito dentro de mí? ¿Cuál es el detonante que me llevará a la cima y me colmará de riquezas, felicidad, éxitos y satisfacciones tanto profesionales como personales? Te lo diré simple y llanamente: la autoestima. No puedes ser exitoso sin antes desarrollar tu autoestima. Y el nivel de autoestima se basa en tu percepción acerca del grado de control que ejerces sobre tu propia vida.

La gente con baja autoestima no cree tener el poder para controlar su vida. Son los eternos mártires y víctimas que todos conocemos. Son como las hojas que se caen de los árboles; siempre a merced del viento que las lleva caprichosamente de un lado a otro, a la deriva, sin que ellas puedan hacer nada.

La gente fracasada piensa que todo lo que le ocurre es obra del destino, la suerte o algún otro elemento externo a ellos. La gente exitosa asume la responsabilidad de lo que le sucede y ejerce control sobre su vida.

El principio causa-efecto es muy importante aquí. Si podemos identificar la causa, podemos controlar el efecto. Pensamientos y creencias son la causa de todo. Somos responsables de lo que elegimos pensar y creer.

Nuestras actitudes y acciones son hábitos que adquirimos con el paso del tiempo. Somos responsables de reforzarlos o desecharlos y, conscientemente, remplazarlos con hábitos positivos. Las expectativas tienden a cumplirse. El éxito depende del nivel de confianza.

En todas las áreas de tu vida: financiera, física, emocional y espiritual, el único responsable eres tú; y tan pronto como reconozcas esto y sus implicaciones, estarás en el camino al éxito.

Advertencia: si no lo aceptas, no hay poder humano que pueda redimirte.

Aceptar tu responsabilidad es el inicio del camino al éxito. Es hora de tomar las riendas de tu vida.

Henry Ford decía: “Tanto si piensas que puedes lograr algo, como si piensas que no puedes, estás en lo correcto”

Quizá te interese ver el siguiente video

Te gustaría una sesión de coaching personalizada, deja tus datos y con gusto un asesor te indicará los pasos a seguir, regístrate hoy y obtén el éxito que buscas

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje

RESPONDER