Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

Spa niñas, negocio para las princesas

Aplican mascarillas, pero también dan clases de autoestima y contra el “bullying” escolar

Con una visión de emprender en México un negocio pionero en el cuidado personal para niñas con clases de protocolo, comportamiento social y etiqueta desde los tres hasta los 15 años de edad, surge “Bella Lu Fashion Club”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, su dueña Pierina Ventura de origen venezolano, dijo que su concepto fue tomado de países del primer mundo, como: Estados Unidos, Italia, Inglaterra, Francia y que México no podía quedarse atrás.

Junto con su socio José Luis Perales Robles, quien es el encargado de diseñar el local y administrar la empresa, deciden reunir fondos e invertir 1 millón 500 mil pesos aproximadamente, para cobijarse en un local en la colonia Polanco en el Distrito Federal y así, darle forma, en el 2011, a esta meta profesional de la empresaria.

Dijo que con ayuda de un estudio de mercado se dieron cuenta que en México no existía este tipo de concepto que atendiera de manera integral a las princesas de casa.

Para los empresarios su idea es innovadora y hasta el momento, se han logrado posicionar en el gusto de sus clientes.

Pierina Ventura resaltó que su servicio es integral para el beneficio y desarrollo de todas las pequeñas.

Sin lugar a dudas “va más adelante de la banalidad” en un entorno de respeto y diversión, con áreas y equipo diseñado para su edad y con sus colores favoritos.

El plus que caracteriza a la empresa es que es un Spa y se les consiente con la aplicación de mascarillas, masajes, manicura, pedicura y finalmente se les peina.

También existe una parte donde se les enseña a ser bonitas por dentro, con clases de autoestima que combaten un poco el acoso escolar “bullying” del cual muchos niños son presa en la actualidad.

“Nuestros principales clientes nos visitan desde el sur en un 60% y el 40% viene del norte”, dijo Ventura.

La empresaria aseguró que la mayor dificultad por la que atravesaron desde que se inauguró Bella Lu Fashion Club, fue darle mantenimiento al negocio, ya que para ella “hay que estar en constante renovación para sacar un concepto que les guste a las niñas y no se aburran”, dijo.

Explicó que durante los primeros meses desde que se abrieron las puertas tuvieron el obstáculo para poder posicionarse y darse a conocer con sus clientes, reconoció que el posicionamiento de una empresa se da poco a poco.

Por ello, compartió que se apoyaron de publicidad mano a mano, pero resaltó que la mejor recomendación hasta el momento, son la niñas las cuales invitan a sus familiares y amigos a conocer el servicio.

“Hoy en día nuestros clientes nos reconocen por las pelucas rosas que usa el personal, ese es un distintivo, que difícilmente se borra de la mente de las pequeñas y de sus padres”.

Como estrategias comerciales, la empresa tuvo que apoyarse con ayuda de una vitrina móvil, la cual se estacionaba fuera de los colegios más importantes de la ciudad, en colonias como la del Valle, Polanco, Nápoles o Anzures.

La meta era que las personas visualizarán en tiempo real, de que se trataba el concepto.

También decidieron asistir a las diversas ferias de exposiciones infantiles, ya que es ahí donde existe una acumulación mayor de niñas, en donde más de 200 pequeñas se interesan por su marca.

Por medio de una base de datos se les da seguimiento para agendar una cita.

Además, en cada trimestre la empresa busca una nueva estrategia comercial, con el fin de no aburrir a sus clientes y estar siempre a la vanguardia.

La empresaria admitió que semanas después de su inauguración, otro lugar ubicado en la colonia del Valle, trató de igualar su concepto, pero su empresa tiene un giro diferente.

“De manera directa competimos con la Marca Barbie ubicada en el centro comercial Santa Fe, que también ofrece servicios de Spa y fiestas.

Servicios para todos los bolsillos

En la gama de servicios con los que cuenta la empresa hay las fiestas infantiles tipo Spa, en donde asisten desde 10 a 15 niñas con costos de 5 mil pesos hasta 10 mil pesos, el paquete lleva incluido, invitaciones, sorpresas, comida y pastel.

Los empresarios observaron que en la actualidad a las niñas de entre 10 a 15 años, ya no les gusta festejar su cumpleaños con una típica fiesta infantil, se sienten cómodas en compañía de amigas.

Hacia adelante lanzarán a la venta su primera unidad franquiciada.

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/72473.html

RESPONDER