Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

Como ser emprendedor

Que es un emprendedor

Un emprendedor es aquél que emprende un negocio o proyecto. Todos tenemos dentro una ilusión emprendedora pero pocos son las que la llevan a cabo de verdad. Muchos tienen muchas ideas de negocio, grandes proyectos en mente pero jamás los intentan hacer realidad.

La mayoría de la gente tiene miedo a perseguir sus propias metas y sueños. Por eso en parte escribí el libro: Lucha por tus sueños, para borrar el miedo de la gente e instaurar la ilusión y motivación de alcanzar una meta o sueño.

Un emprendedor no es solo aquél que idea, piensa y tiene grandes ideas de proyectos  o negocio. Un emprendedor es aquél que persigue e intenta hacer realidad sus ideas.

De hecho la única diferencia entre una persona de a pie y un emprendedor es que el emprendedor es valiente  y la persona de a pie no. Todos tenemos ideas de negocio y seguramente muchas que jamás han visto a la luz son billonarias.

A lo largo de estas líneas veremos como te puedes convertir en un emprendedor.

Capacidad emprendedora

La capacidad emprendedora es los niveles de habilidades que cada uno emplea para emprender.  Aunque también podría verse como la capacidad para generar ideas rentables.

En la capacidad emprendedora influyen muchos factores como el dinero del cual se dispone. Si yo tengo 20.000€ será más fácil iniciar un negocio que si solo tengo 1500€.  Son un conjunto de habilidades, hechos y circunstancias los que definen nuestra capacidad emprendedora.

Características del emprendedor

Hemos comentado anteriormente que un emprendedor es valiente y por eso se le llama emprendedor, porque no solo crea ideas sino que las persigue para cumplirlas.

El trabajo de emprender no es nada fácil y requiere una serie de disciplinas mentales que si las instauras en ti vas a tener las características del emprendedor. A continuación explicamos las características que deberás implementar en ti para convertirte en un emprendedor.

Fuerza de voluntad

No basta con invertir 2000€ e ir trabajando de vez en cuando, emprender un negocio requiere invertir muchísimo tiempo y a veces dinero. Hay que tener fuerza de voluntad  para superar las adversidades, para buscar tiempos mejores, mejorar nuestro proyecto…

La fuerza de voluntad es un requisito esencial para cualquier emprendedor ya que un emprendedor tendrá que superar muchas adversidades antes de alcanzar el éxito y sin fuerza de voluntad esas adversidades nos ganarán.

Valiente

La valentía es la cualidad de los héroes y de los emprendedores.

Hay que ser valiente, arriesgarse (pero no mucho), buscar el éxito y estabilidad financiera por nuestros propios medios, dejando nuestro trabajo que cada mes nos da un sueldo fijo para vivir.

Desde luego que emprender no es para los gallinas de la vida que solo hacen apuestas 100% seguras, hay gente que tiene tanto miedo a hacer realidad sus sueños que ni que le dieras la posibilidad de trabajar en el trabajo de sus sueños, ofreciéndole el doble de lo que gana actualmente, no se atreverían por miedo a perder su trabajo actual.

Hay gente con mucho miedo a cambiar, pero eso no significa que no se pueda, significa que “ellos creen que no se puede” y como ellos lo creen en su mundo será así. Tú te tienes que fijar en los que emprenden, no en los que solo buscan excusas y si quieres emprender deberás ser valiente y arriesgarte (pero no mucho).

Paciencia

Pueden pasar años hasta que consigas una buena estabilidad financiera que te deje libre de tus facturas al 100% y te permita darte varios de tus caprichos. Emprender un negocio requiere paciencia, pero mucha paciencia. Emprender requiere la fórmula de ir a por todas durante un periodo de tiempo muy prolongado, y eso, requiere mucha paciencia amigo.

Constancia y dedicación

No basta con poner la carne en el asador, hay que voltearla constantemente para  que se haga bien. Es decir, no basta con hacer un proyecto y “ale, ya dará sus frutos poco a poco”, no, hay que poner todo de nuestra parte para que todo salga bien, hay que intentarlo, colaborar con otros, aprender y renovarse constantemente.

Desde el primer día en el cual comenzamos  a emprender nuestra vida debe cambiar al completo, deberemos asimilar cuantos más conocimientos mejor y cuanta más experiencia adquiramos también mejor.

Ser emprendedor es una lucha feroz y constante por el éxito empresarial (o el éxito en tu proyecto), con uñas y dientes, deberás poner TODO, absolutamente TODO de tu parte, para tener éxito.

Hace poco leí que 8 de cada 10 empresas quiebran los 2 primeros años, y cuando se dice empresas se puede decir: “deportista”, “artista”… así que o pones todo de tu parte o cada vez los números rojos te invadirán más.

Fe

Después de añadir todos los ingredientes anteriormente mencionados deberemos tener fe. Nosotros estamos poniendo todo de nuestra parte, hemos sido valientes, estamos todo el día sacando adelante nuestro negocio… Por matemáticas y estadísticas tenemos que ganar.

Es inútil desmoralizarte sin ton ni son, así que lo único que podemos hacer cuando lo estamos dando todo por nuestro proyecto, es tener fe, fe de que al final se nos recompensará, ganaremos y triunfaremos.

RESPONDER