Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

De Japón para México: Yamamoto

Es un nicho de mercado que busca llegar a la comunidad nipona; cerca de 80% de la clientela en la tienda es originaria del país asiático

Se imagina usted si viviera en el extranjero, en un país lejano del Oriente y pudiera encontrar en una tienda de abarrotes, chiles, frijoles, mole o tortillas originales de México y no productos procesados que ofrecen los comercios.

En la Ciudad de México, la comunidad japonesa residente permanente o la que llega a nuestro país traída por las grandes firmas niponas, pueden encontrar productos de su tierra, gracias a la idea de Nobuo Yamamoto Yamamoto.

Ingeniero agrónomo originario del estado de Kumamoto, isla de Kyushu, Japón, Nobuo llegó a México hace casi 45 años por invitación del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz para realizar trabajos de investigación relacionadas con en su área de conocimiento.

Yamamoto logró reproducir en una pequeña granja propiedad de la familia Ordaz, vegetales oriundos de la isla oriental, con iguales características y propiedades que los cultivados en el archipiélago.

“La idea original fue de mi esposa quien pensó en poner una tienda en donde vendiéramos esos vegetales con el fin de ayudarme económicamente para vivir mejor y para que nuestros compatriotas pudieran encontrar aquí en México dichos productos del campo”, dijo Nobuo.

La tienda Yamamoto evolucionó, ya que ahora vende todo lo necesario para hacer comida japonesa tradicional y no nada más la comercial como sería el Sushi o el Sashimi, explicó Emiko Yamamoto, hija de Nobuo.

El actual encargada de la tienda describió a EL UNIVERSAL todos los productos que venden, entre ellos las algas marinas utilizadas para preparar diversos platillos orientales. “Tenemos algas wakeme y hijiki, y además pimientos y chiles japoneses”, dijo.

La lista es grande y va desde dulces, chiclosos, aderezos de ajonjolí, soya, encurtidos de jengibre, harinas para hacer témpura y vegetales como el pepino nipón.

“Este es más dulce que el mexicano y con mucho menos semillas, tenemos especies de papas como la ñame o la maranga o berenjenas japonesas que no se necesitan desflemar y son más dulces”, dijo.

El arroz es uno de los alimentos más tradicionales en el Oriente con especies son tan variados como exóticos.

“Tenemos diferentes variedades, desde la más económica, arroz integral, dulce super glutinoso, hasta el llamado japonés que es de grano muy pequeño, para cocinarse al vapor”, comentó Yamamoto.

“Vendemos col japonesa, lechuga o chicoria, rábanos blancos japoneses y todo fresco recién cosechado, tenemos tofu, suave, firme y extra firme que dentro de la dieta japonesa es muy importante, queso de soya, tés, vinagres de arroz, fideos, mariscos y productos del mar en general que sólo se pueden encontrar en esta tienda”, reiteró el empresario.

El volumen de clientes que llegan a la tienda Yamamoto es aceptable.

“El 80% de los clientes son japoneses que vienen a trabajar por un periodos de tiempo y que tienen que consumir comida típica, 15% es de la comunidad japonesa y 5% restante son mexicanos que quieren vivir la experiencia”, distinguió Emiko.

Ventajas sobre la competencia

Emiko dijo que existen varias tiendas similares en el Distrito Federal más grandes que ellos.
Sin embargo la tienda Yamamoto ofrece varias ventajas competitivas con respecto a ellas, porque su público es el japonés y no el mexicano.

“Queremos que nuestros connacionales tengan confianza de venir y sepan que les van a entender lo que pidan y si quieren algún producto especializado”.

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/73820.html

Deja un comentario