Social Network

contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224
contacto@bcfmexico.com // (55) 5336 5224

Carros de comida sobre ruedas

Canalizaron una inversión de un millón 800 mil pesos en México

¡Barriga llena, corazón contento!, es así como el refrán popular nos da la pauta para conocer la historia de una empresa 100% mexicana, que desde hace dos décadas mantiene el objetivo de posicionar conceptos gastronómicos basados en las necesidades de la industria y los consumidores mexicanos.

“Los negocios de comida son una buena inversión, caben en cualquier parte del mundo y las personas no escatiman en gastos cuando se trata de satisfacer su apetito”, comentó Luis Elvira González, director general de OK Foods.

El ritmo aboral obliga a los mexicanos a comer en la calle, un factor que permite la creación de nuevas empresas.

El consumo de alimentos fuera de casa representa casi 70% del comercio informal en el país.
Bajo este panorama, en 1992 nació “OK Foods”, una empresa con orígenes en Zamora, Michoacán, cuyo dueño, Luis Elvira González, contó al UNIVERSAL que la idea de su empresa surgió derivada de una cadena de pizzerías en la que trabajaba llamada “Pizzolín Pizza”.

Dijo que con el paso de los años sus clientes demandaban su producto y deseaban encontrarlo en las equinas. En ese momento el empresario visualizó el potencial del mercado.

Decidió fabricar con ayuda de un socio comercial y una inversión de un millón 800 mil pesos, el concepto de “franquicias de comida móviles”.

Aseguró que con su idea de negocio, les brinda la oportunidad a las personas para convertirse en dueños de su propia empresa y mejorar su economía, ya que el giro de comida es redituable.
Elvira González explicó que su empresa es líder en el desarrollo, innovación y equipamiento de conceptos de negocios de la industria de alimentos.

Comentó que su empresa fabrica carros ambulantes de comida con diseños novedosos que llaman la atención de sus principales clientes, quienes hacen recomendaciones boca a boca que los lleva a un crecimiento acelerado.

Con los carros ambulantes de comida, las personas podrán salir a las calles a vender ensaladas, sándwiches, sushi, pizzas, jugos y fruta picada. “OK Foods se encargará de diseñar la imagen de su mini local”, la tarea de preparar los alimentos correrá a cargo del propietario, puntualizó.

En la gama de modelos que tiene la empresa, se encuentran diseños para ofertar: tacos, mariscos, helados y café. “Todos los diseños se adaptan a las necesidades de cada cliente”.

El empresario señaló que su compañía detecta las necesidades del mercado y con ello fabrica originales puntos de venta, ya que desea transformar poco a poco el comercio ambulante mexicano.

El objetivo de la empresa es ofrecerles a los comensales un espacio limpio en donde podrán comer en sus tiempos libres; agradable a su vista con la seguridad de que no contraerán ninguna enfermedad gastrointestinal.

Aseguró que con su concepto se reduce en gran medida la ausencia de clientes, ya que si decide establecerlo en un punto de venta y no logra atraer consumidores, podrá trasladarlo a otro lugar estratégico.

Los tamaños de sus unidades son en dos modalidades: el grande está diseñado especialmente para salir a vender comida más elaborada (sushi, pizza, tacos) y otro con un equipamiento más completo que lo hace funcional.

También cuenta con unidades pequeñas, diseños en forma de naranja o tomates, los cuales son los más solicitados y se enfocan a venta de jugos.

Actualmente mantiene en operación bajo el concepto de franquicia 15 unidades grandes y 190 unidades más en forma de naranja en toda la republica. “OK Foods busca distribuidores regionales en cada estado”, reveló.

Sus principales clientes son todas aquellas personas que desean auto emplearse o las que ambicionan percibir ingresos extras para mejorar su economía y convertirse en micro empresarios.

Contó que la empresa Fishers ofrece jugos de tomate preparados en un móvil fabricado por la empresa, “seguramente los clientes de este restaurante han visto el tomatito en el bar”.

Para darle vida a sus diseños, mantiene en operación dos fabricas que se encuentran en el Distrito Federal, en las que se fabrica pieza por pieza los móviles. Cabe destacar que su equipo de trabajo es de aproximadamente 66 empleados.

El empresario explicó que los interesados tendrán que hacer una inversión que va desde los 25 mil pesos hasta los 250 mil pesos para adquirir una franquicia móvil, “el monto dependerá del tamaño del carro desea adquirir”, aclaró.

Garantizó que el monto de inversión en modelos pequeños se podrá recuperar en dos meses y para los móviles grandes tardará seis meses en promedio.

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/73981.html

Deja un comentario